Un sueño llamado Islandia


Toda aventura inicia con un sueño, un sueño que 26 Scouts de la Asociación de Scouts de Bolivia compartieron junto con otros 5.000 participantes de todo el mundo. Empezaron a soñar hace varios años, todos ellos querían ser parte del Moot Mundial, un encuentro que se realiza cada 4 años y que está destinado a los jóvenes de la rama Rovers (de 18 a 21 años).

Este año se realizó el Moot Mundial 2017 en su 15° versión, con sede en el país de Islandia perteneciente a la Comunidad Europea, muy cerca al polo norte donde el día tiene alrededor de 20 horas y un intento de noche de casi 4 horas, que hicieron interminables los días maravillosos de convivencia y nuevas experiencias.

Hace meses sabíamos que no sería tan fácil la organización, mucho menos la coordinación con cada uno de los Rovers que serían parte de la delegación nacional ya que habrían jóvenes y dirigentes de los distritos La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Beni y Tarija. A medida que fue pasando el tiempo, desde el lanzamiento en los Cursos Nacionales de Insignia de Madera 2016, pasando por los plazos de pago y llegando a la preparación de la delegación, cada vez se hacía más corto el camino por recorrer hasta el inicio del evento. Ya puesta en marcha la maquina aventurera, mochilas al hombro y con ganas de construir un mundo mejor, todos los Scouts representantes de nuestra Asociación cruzaron el charco (por así decir el océano Atlántico) para poder llegar a tan magno evento mundial.

Fueron 9 días llenos de actividades variadas. Todo empezó en la inauguración en el Sport Center de la ciudad de Reikiavik, luego vino el traslado a las diferentes rutas de expedición donde se anotaron los Rovers para conocer paisajes que muchos solo en fotos habían podido apreciar y, por último, el campamento general lleno de actividades, una tras otra.

Entremos un poco a detalle. Los primeros cuatro días fueron de aventuras excepcionales por praderas, cerros con caídas de agua, paseos en lagos, visita a los glaciares eternos, ascensos a montañas nevadas, paseo por aguas termales y geiser, visita a ciudades y museos, actividades de servicio; en fin, la vivencia la fueron poniendo cada uno de los participantes de cada ruta, estas rutas que forma parte de su formación como Rover les dio la oportunidad de compartir no solo con Scouts de su mismo país, sino con un sinnúmero de Scouts que apostaron por este encuentro.

El quinto día todos los jóvenes durante la mañana y parte de la tarde se volvieron a encontrar nuevamente en el campamento principal en el cual es una base scout mundial reconocida muy cerca a la ciudad de Selfos.

Dentro de los cinco días restantes se tuvo un día internacional en el cual cada contingente pudo mostrar una partecita de su patria con vestimentas, comidas, fotos, artesanías, etc. Se hicieron actividades de confraternización en algunas carpas destinadas para ello, con música y juego de luces, una feria de intercambio permanente montada al puro estilo Scout del cual nos caracterizamos porque nuestra cultura es el trueque de objetos, la interacción entre equipos por medio de un raid (circuito) durante el día, se tuvieron pequeñas dinámicas de servicio dentro del lugar generando una conciencia de cambio (CHANGE era el lema del Moot).

Así, al pasar los largos días de 20 horas, los participantes se dieron cuenta que 9 días no eran suficientes para poder conocer todo lo maravilloso del lugar y de la gente que ahí acampo.

Un inicio conlleva un final, lamentablemente eso también ocurre en los eventos Scout. El ultimo día fue de un particular colorido entre abrazos, lagrimas, risas y regalos entre los que durante varios días iniciaron un lazo de amistad difícil de romper, el estar reunidos en la arena central esperando el cierre del evento, con las delegaciones de más de cien países ondeando sus banderas, con el uniforme que los representa, gritando silenciosamente que llevarían esas experiencias a sus hogares y serian los actores principales de replicar el CAMBIO POR UN MUNDO MEJOR.

La esperanza de volverse a encontrar en 4 años está en pie, la siguiente vez nuestro anfitrión será Irlanda, el país que tiene ahora la responsabilidad de organizar el próximo Moot Mundial, sabiendo que éste dejo muy alta las expectativas de cómo será el reencuentro nuevamente.

Con mochila en hombros las delegaciones partieron. Cada quien a sus lugares de origen, llevando consigo nuevas experiencias y vivencias, dejando en claro que estas pequeñas cosas son las que marcan de manera sobrenatural la vida de quienes pudimos vivir todo esto.
 
 

Fotografías: Extraidas del sitio oficial del evento (worldscoutmoot.is) y de su cuenta oficial en Instagram (@scoutmoot2017).

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *