Primeros Auxilios en el Escultismo y el botiquín


 

Ser Scout y saber primeros auxilios forma parte del imaginario popular tanto como el mito de vender galletas, con la única diferencia que esta vez sí es verdad. Desde los inicios del Movimiento, el estar siempre listos ante cualquier evento adverso nos caracteriza y la atención en primeros auxilios es el mejor ejemplo. Pero: ¿Qué son los primeros auxilios?

 

Comencemos definiéndolos como una ayuda rápida, realizada mediante una atención inmediata, adecuada y temporal que es brindada a personas víctimas de un accidente o enfermedad súbita, hasta que sean asistidas por personal de salud calificado o trasladadas a un centro de atención médica. En resumen, es ayudar a alguien hasta que un profesional de la salud asuma la atención.

 

Los objetivos entorno a los primeros auxilios son los siguientes:

1.- Salvar la vida;

2.- Evitar que se agraven las lesiones ocurridas y evitar complicaciones de carácter físico o psicológico;

3.- Ayudar a la recuperación de la persona, y;

4.- Asegurar el traslado de la persona a un centro de atención médica.

 

Ante todo accidente o enfermedad súbita, hay que tener en cuenta dos aspectos elementales:

1.- YO: Esto significa la seguridad personal. El objeto de los primeros auxilios es ayudar, no empeorar las cosas, así que si no es seguro para mí, o no existen las condiciones que se traducen en que yo no me convierta en una víctima potencial, pues no debo intervenir. Recuerden siempre, si no es seguro no hagan nada.

2.- El P.A.S.: “Protege, Avisa, Socorre”.- PROTEGE.- Seguridad Personal, nuevamente la frase que NUNCA debemos olvidar; AVISA: Asegúrate de que tú o alguien más llame una ambulancia y, si fuera posible, a la policía o alguna autoridad para tu seguridad y la de la víctima, e idealmente llama a algún familiar o persona conocida de la víctima; SOCORRE: Una vez que tu seguridad esté garantizada, y que la ayuda esté en camino, procede a brindar la atención socorriendo a la persona. Para actuar como operador de primeros auxilios se debe tener plena y absoluta seguridad sobre lo que harás. Si tienes dudas es preferible no hacer nada. Un auxilio mal hecho o inadecuado puede agravar la situación.

 

Ahora, es importante aclarar que todos podemos ayudar ante una emergencia, incluso quienes no tenemos preparación alguna, recordando lo siguiente: AVISA. Si te encuentras con una persona que precisa de ayuda médica y no sabes qué hacer evita entrar en pánico, busca ayuda a tu alrededor y llama una ambulancia. Tomando esas medidas podrás salvar una vida.

 

Una vez que conocemos los primeros auxilios, toca preguntarnos ¿qué debo llevar?

El botiquín es un recurso básico para toda persona que presta una atención de primeros auxilios, en él encontramos los elementos indispensables para entrar en acción.

Sus elementos esenciales se clasifican en cuatro grupos:

  • Antisépticos
  • Material de Curación
  • Medicamentos
  • Instrumental y otros

1.- ANTISÉPTICOS

Son sustancias químicas que eliminan o inhiben la multiplicación y crecimiento de microorganismos (bacterias, virus, hongos), que pueden estar presentes en la piel u otros tejidos.

Los antisépticos que se recomienda tenga todo botiquín son:

  • Agua Oxigenada de 10 Volúmenes (solución al 3%)
  • Alcohol Yodado de 30% o Yodopovidona de 30%
  • Alcohol Medicinal de 70% (no es antiséptico sino desinfectante, pero se incluye en ésta categoría)

2.- MATERIAL DE CURACIÓN

Elementos utilizados para controlar hemorragias, limpiar y cubrir heridas o quemaduras y prevenir la contaminación e infección.

Entre ellos encontramos:

  • Torundas de gasa
  • Torundas de algodón
  • Algodón
  • Compresas de gasa de distintos tamaños
  • Vendas enrolladas (de gasa, de tela, elásticas, etc.)
  • Vendas triangulares
  • Esparadrapo
  • Curitas
  • Apósitos
  • Otros según el destino del botiquín y el nivel de instrucción del operador

3.- MEDICAMENTOS

Sustancia que, administrada interior o exteriormente sirve para prevenir, curar o aliviar una enfermedad o sus secuelas.

Antes de administrar cualquier medicamento, es preferible que sea bajo prescripción médica, en caso de atención pre-hospitalaria, recordar siempre anotar qué se está administrando, en qué dosis, la hora en que fue dado y el motivo por el cual se dio. Asimismo, preguntar si el paciente es alérgico a alguna de las sustancias que componen el medicamento. Por último, EN LO POSIBLE, EVITE MEDICAR, DEJE ESO PARA EL PERSONAL DE SALUD CAPACITADO Y HABILITADO A TAL FIN, si no es médico, no administre medicamentos a una persona.

De todas formas, los medicamentos que son recomendados para tener en el botiquín:

  •  Paracetamol (500mg adultos y 100mg niños), como analgésico
  • Sales de rehidratación oral
  • Mentisán
  • Vaselina líquida
  • Hipoglos (para escaldaduras y quemaduras de 1º grado)
  • Bloqueador solar
  • Antiespasmódicos (Tener demasiada cautela, en lo posible no utilizar salvo que el dolor sea bastante fuerte y se encuentre a más de dos horas de un centro médico)
  • Otros bajo prescripción médica (Insulina y Dextrosa si se es diabético, Antiestamínicos en caso de alergias, salbutamol para las personas que sufren de asma, AINE’s para quienes adolecen lesiones o inflamaciones, etc., recuerden, todos ellos son bajo prescripción médica para el dueño del botiquín, no son para administrar a otras personas que “parece que tienen lo mismo”)

4.- INSTRUMENTAL Y OTROS

  • Pinzas
  • Tijeras
  • Guantes de látex
  • Barbijo
  • Baja lenguas
  • Termómetro
  • Linternas (frontal, de mano y de auscultación)
  • Imperdibles (gancho)
  • Bolsas de nylon de distintos tamaños
  • Libreta de apuntes
  • Bolígrafo
  • Teléfonos de emergencia
  • Cepillo de manos
  • Jaboncillo (ideal si es yodado)
  • Vaso
  • Cuchara
  • Manual de primeros auxilios
  • Lista de material con fechas de vencimiento de todo el contenido en el botiquín
  • Otros, según el destino del botiquín y el nivel de instrucción del operador

 

UBICACIÓN DEL BOTIQUÍN

Todos debemos tener un botiquín de primeros auxilios en casa y en el automóvil, los scouts añadimos uno más en nuestro cajón de patrulla. El botiquín debe estar en un lugar:

  • Accesible a todos menos a niños menores de doce años
  • Señalizado de forma adecuada
  • Fresco, seco y fuera de contacto directo con la luz solar

 

Por último, hacer especial hincapié en NO ACTUAR SI UNO NO ESTÁ SEGURO DE LO QUE HARÁ O NO TIENE LA PREPARACIÓN ADECUADA LIMITÁNDOSE A LLAMAR UNA AMBULANCIA Y PEDIR AYUDA, recomendando siempre tomar cursos de primeros auxilios en una institución seria y avalada.

Esperando esta información resulte útil, me despido con un fuerte apretón de mano izquierda.

¡Siempre listo para servir!