Ser scout es ser un gran soñador


Hace unos días encontré un meme en Facebook en donde una persona le preguntaba a su amiga ¿por qué eres Scout? Y la joven comienza un relato de nunca acabar, el propósito del meme era hacer reír y cumplió su función, pero para mí fue algo más, me hizo pensar en por qué soy scout, más específico ¿por qué soy DIRIGENTE Scout? ¿Qué beneficios te trae? Porque seamos sinceros, cuando uno es dirigente debe preparar actividades, campamentos, formarse, pasar cursos, tener reuniones hasta altas horas de la noche, ser paciente, tener un monto de dinero destinando netamente a los Scouts, porque sabemos que nuestras actividades y cursos cuestan. Y nosotros lo hacemos, hacemos todo eso y más, lo que lo hace mas interesante todavía es que lo hacemos de buen agrado, con una sonrisa en el rostro y con tranquilidad en el alma. ¿Por qué? He estado pensando y les comparto la respuesta a la cual yo encontré sentido: “Porque somos personas soñadoras” y es que todos estamos en el sscultismo con un sueño trazado, con una meta a cumplir, pero una meta no existe sin antes haber soñado que se puede lograr. Cómo dijo Martin Luther King en su famoso discurso ”Yo tengo un sueño”. ¿Por qué es tan famoso su discurso? Porque la mayoría de las personas nos sentimos identificadas con las primeras 4 palabras de su discurso, ¡así de simple! Cuando somos dirigentes soñamos en enseñar a nuestros Scouts como hacer de nuestro mundo, un mundo mejor y para ello necesitamos que sean personas de bien, líderes, que resalten en la sociedad, personas con valores, serviciales, útiles y capaces, en resumen personas que cumplan con nuestra Ley Scout, ahí está todo, una persona que cumple con la Ley Scout de hecho es una persona que está haciendo de éste mundo un mundo mejor. ¿Cómo logramos que cumpla la Ley Scout? Dos pasos: 1) Con el ejemplo, no podemos enseñar a cumplir nuestra Ley Scout sino la vivimos nosotros. 2) Aplicación del Método Scout, el método nos indica cómo enseñar a los niños y jóvenes a ser Scouts y por ende mejores ciudadanos, es un sistema de autoeducación progresiva.

Entonces, ¿los Scouts somos personas soñadoras? Pues sí, pero no sólo soñamos sino que ACTUAMOS, realizamos las acciones necesarias para cumplir con nuestro sueño. No siempre es fácil, no siempre nos vamos a sentir motivados o con fuerza, porque cómo en todo los obstáculos existen, las dificultades grandes o pequeñas son parte del día a día, el aprender a sobrellevarlas es parte de ser Scout,  ”el Scout sonríe y canta  ante las dificultades”. Realmente ser Scout es algo de lo cual me siento orgullosa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *