Una lucha por sobrevivir


Hace un tiempo se llevó a cabo la primera actividad de la rama pionera del Distrito Scout Cochabamba, el tradicional campamento denominado “Lucha por sobrevivir”, en la localidad de Toro Warkhu ubicada a 65 Kilómetros de Cochabamba.

Esta actividad pone a prueba muchos aspectos de la personalidad de cada uno de los participantes, pero sobre todo del trabajo en equipo. Para poder entender un poco de lo que estamos hablando es importante mencionarles que la idea es que los chicos solo llevan de material lo mínimo; es más, imaginemos que en realidad se estaban alistando para una excursión de medio día y que por extrañas circunstancias se extraviaron y se quedaron perdidos por tres días, entonces solo disponen de lo que ellos tienen en su poder, que es muy limitado, y ahí es donde inicia la aventura. He decidido contarles un poco sobre nuestra gran experiencia, para que a través de éstas lineas puedan vivir un poco lo que nosotros vivimos en éste gran campamento.

En esta oportunidad la aventura inicia con la recepción de los equipos en la oficina de la ASB en la laguna Alalay, al llegar los equipos se registraron y pasaron por una exhaustiva revisión para garantizar que todos participen con la misma cantidad de materiales y en las mismas condiciones, todo este proceso nos llevó un par de horas y no es para menos ya que eran 43 equipos los que se registraron, una vez concluida la revisión se dio inicio a la ronda de juegos cortos en la que los pioneros competían para ganar puntos y determinar en qué posición salían a la caminata nocturna.

Salimos camino a Toro Warkhu a las 12:30 de la noche, llegamos al Municipio de Vacas a las 3 de la mañana y de ahí los equipos iniciaron la caminata nocturna de 16 Km en la que debía vencer 10 postas antes de llegar al lugar de acampada…. fue un inicio muy duro el que les tocó, el lugar era muy frío y en el silencio de la noche, en un pueblo en el que no pasa nada fuera de lo cotidiano, la llegada de más de 200 personas no pasa desapercibida, a pesar de haber hecho todas las gestiones con anticipación los comunarios que no se enteraron se levantaron muy asustados… pero más que ellos se asustó Cesar un dirigente del Grupo Scout Anglo Americano porque lo estaban llevando a reunirse con todos los que se levantaron, y no es para menos el susto porque en esos lugares los comunarios están acostumbrados a tomar la justicia por su cuenta y linchan a los que no son del lugar, entonces ya se imaginarán el sustito que nos llevamos, pero después de que nuestro Jefe de Campo hablo con ellos todo quedo resuelto.

En fin, durante la caminata los chicos vencieron retos sobre primeros auxilios, fuegos, herramientas, cacería, etc. Describamos el lugar: Toro Warkhu es un lugar muy lindo, es verde por la humedad  permanente, se encuentra rodeado de plantaciones de pinos y se siente en el aroma del aire. Entre el desvío del camino principal y el lugar del campamento hay una entrada de tierra con un cañadón, no existe luz eléctrica, por tanto no hay iluminación, entonces la noche es realmente oscura, de hecho si apagábamos las linternas no se podía ver absolutamente nada.  Volviendo a la actividad, en la noche tuvimos una circuito de juegos competitivos en los que los pioneros que ganaban tenían como recompensa cierta cantidad de monedas que después le serviría para poder comprar comida de una especie de tienda scout que tenía lo necesario para que puedan alimentarse. Al final de la noche nos fuimos a dormir, y sin previo aviso empezó a llover, situación que pone más interesante una actividad como esta; sin embargo, habían mucho equipos que a pesar de su esfuerzo no contaban con buenos refugios y en cuestión de minutos estaban inundados (ya mencioné que el frío era indescriptible) entonces ya se imaginaran como la estaban pasando, bueno a pesar de que va en contra de lo que SUPERVIVENCIA se refiere, en ese momento era importante velar por la salud de los chicos y decidimos darles la oportunidad de evacuar a los equipos que estaban peor a la cabaña de intendencia, a pesar de eso es muy importante mencionar que hubieron equipos que no quisieron ser evacuados y permanecieron en sus refugio (mil felicidades a esos equipos) y bueno… la actividad de la mañana tuvimos que postergarla un poco y usamos ese tiempo para visitar la cascada, ya en la tarde empezó el raid de postas de desafíos… tuvieron actividades de descenso, la famosa ruleta rusa en la que les toco una combinaciones de alimentos muy extrañas (locoto con cebolla , locoto con chocolate, pan duro con huevo, huevo con cebolla por mencionar algunos), juegos de enfrentamiento, carrozas romanas, un juego con sandias, etc.

Personalmente la actividad fue muy enriquecedora y entretenida, los dirigentes y la comisión organizadora trabajaron mucho para sacarla adelante, y los pioneros trabajaron mucho con sus equipos para poder “sobrevivir”, puede ser que para algunos se haya perdido un poco la esencia de la actividad al momento de la evacuación, pero como dirigentes tenemos una responsabilidad muy grande con la salud e integridad de nuestros scouts.

Los pioneros lograron conocer sus límites físicos y poner a prueba su capacidad de solución de conflictos en situaciones especiales que favorece el área de carácter y corporalidad. Además de fortalecer sus destrezas y habilidades en técnicas scouts y de supervivencia promoviendo el trabajo en equipo que cubre el área de sociabilidad.