Mi mamá también va de campamento 2


Madre es aquella persona  que conoce nuestros defectos, cualidades y virtudes.

Madre es aquella persona a la que podemos llamar mejor amiga.

No importan las prioridades en nuestra vida, nuestras madres siempre estarán en  primer lugar apoyándonos, corrigiéndonos, ayudándonos y amándonos.

Recuerdo aquella noche de diciembre, desperté muy cansada y algo asustada, la carpa estaba mojada, mi cabello olía a humo, me dolía la garganta por haber gritado tanto un día antes, mis zapatos estaban con barro, llevaba 3 días sin bañarme y no conocía a nadie, era mi primer campamento, un “Jamboore Nacional”, pero ¿que  estoy haciendo aquí? Hace unos días mi vida era normal, cama mullida, ropa limpia, deliciosos almuerzos y hermoso pavimento bajo mis pies. ¿A quién se le ocurrió enviarme a este lugar? A mi madre.

A pesar de que no me emocionaba para nada asistir al grupo scout mi madre siempre fue muy persistente y sábado a sábado encontró el argumento perfecto para enviarme.

Cada vez que volvía de algún campamento se mostraba impresionada por mi apariencia:  ¿Qué le paso a tu cabello? ¿Dónde está el plato que te llevaste? ¿Cómo te ensuciaste tanto?¿Cómo te hiciste está herida? Yo tan solo la miraba con una sonrisa pícara, ella me enviaba a bañarme y a continuación me preparaba un delicioso plato de comida para que durmiera limpia y tranquila, mi madre jamás se opuso a que fuera  a algún campamento, al contrario, ella era la que más apoyaba las actividades al aire libre. Jamás oyó a las críticas de los demás, los cuales decían que no aprendería nada en los scouts, se sorprendió mucho al darse cuenta de lo mucho que había aprendido sobre campismo, excursionismo, primeros auxilios, medio ambiente y sobre la vida.

Y debo agradecerle un mundo a mi madre porque hoy en día el Movimiento Scout es el centro de mi vida y todo se lo debo a ella, ya que aprendí que ser scout no es tan solo utilizar la pañoleta y el uniforme, no es tan solo  cantar canciones y jugar;  ser scout va mucho más allá de lo que uno puede imaginarse. Ser scout es:  Ser digno de confianza, ser servicial, ser amable, proteger la obra de dios, ser organizada y no dejar ningún trabajo a medias, enfrentar la vida y los problemas con alegría e ingenio, cuidar los detalles, valorar el trabajo y sobre todo ser leal.

Querida madre gracias por cada campamento, por cada fogata, por cada caminata, por cada canción, por cada posta, por cada concurso, por cada herida, por cada noche bajo las estrellas, gracias por dejarme ser parte del movimiento más grande y extraordinario a nivel mundial.

Gracias a todas y cada una de nuestras madres: Madres de lobatos, madres de exploradores, madres de pioneros, madres de rovers y madres de  dirigentes, porque  no importa en que grupo estés, de que color sea tu pañoleta o cuantas insignias tengas en tu camisa, todos tenemos una mamá que nos  apoyó ynos apoya en la senda scout. Gracias a ellas seguiremos adelante, SIEMPRE LISTOS para luchar por un mundo mejor donde seamos iguales, vivamos libres y felices, donde estemos unidos y crezcamos bajo un mismo cielo azul y como nuestro lema dice : ¡ Siempre listos !

Feliz día a todas las mamás scouts porque de una u otra forma, directa o indirectamente, las madres siempre apoyan al Movimiento Scout.


2 ideas sobre “Mi mamá también va de campamento

  • Cinthia Marcela Ayaviri Ergueta

    Soy mamá orgullosa de un niño que se prepara para recibir su pañoleta…es un lobato del grupo Crux de la escuela Naval y fui de apoyo para el Campamento en Coroico el último día de marzo y los dos primeros de mayo…
    Felicidades…es una maravilla pertenecer a la familia Scout

Los comentarios están cerrados.